Untitled Document

Untitled Document
       

EL NOVIAZGO, UN PROCESO
PARA ABANDONARME EN TÍ...
y TENER UN PROYECTO DE VIDA CONTIGO.
DESDE EL ENAMORAMIENTO HASTA EL PROYECTO
(tiempo de lectura aprox. 8 min)

1. EL ENAMORAMIENTO

El amor se va desarrollando en el tiempo. Luego de un enamoramiento primero, esa sensación primera de sentir gusto por el otro, de entusiasmo, de alegría del encuentro, si ese encuentro se profundiza en el día a día, va surgiendo un sentimiento que es igual a estar enamorado, pero más sereno, más pacífico, y a la vez más intenso. Igualmente en la química del amor, hay infinitos caminos. Pero en todos, el enamoramiento inicial, si se va reafirmando día a día, da lugar al amor.

Problemas para enamorarme.

2. DEL DIALOGO A LOS HECHOS

Muchas personas comienzan estos vínculos con miedo a la entrega. Es lógico. No sé quién eres, no puedo abandonarme. El diálogo nos introduce en la comprensión, y por ella en la vida del otro. Vamos comprometiendo nuestros sentimientos. El ir viendo cada día la vida del otro nos introduce en sus valores, en su mundo y también vamos abriendo nuestro mundo ante sus ojos. Si ambos reafirman paso a paso la admiración y el respeto por el otro, el campo del enamoramiento va cambiando de color, y de tamaño. El conocimiento del otro es una luz para el amor, que a su vez nos da la paz y la plenitud.

Problemas en el diálogo

3. LA PAZ Y LA PLENITUD

Cuando la pareja está afirmada en la base de un diálogo que produce encuentros, y en la vida misma que reafirma a cada paso ese encuentro, surge naturalmente la paz. Pero no es una paz achatada, no es una tranquilidad, un reposo abúlico, cómodo, un estancamiento. No. Es una paz vital. Es una convicción. Esa paz se parece a una decisión, en vez de ser como el tumulto de la duda, como la ansiedad de una espera incierta. Es la paz de estar bien con lo que se vive.

Problemas en la paz

4. LA CONVICCIÓN, EL ABANDONO EN TÍ

Por la convicción, nace el compromiso y el proyecto. No hay proyecto sin convicción en el otro. Si estoy lleno de dudas, es inútil. Si el otro me defrauda, mis dudas no tienen paz. Es muy importante que las palabras acompañen a los hechos y los hechos a las palabras. Las personas debemos ser leales, pues es la única manera de que nos crean, que confíen en nosotros.

Problemas en la convicción

5. EL PROYECTO

Tener un proyecto significa que la pareja de novios, desean proyectarse hacia el futuro, formando ambos, parte de una realidad única: formar una familia juntos. El proyecto nace naturalmente por el deseo mutuo de vencer las despedidas, es decir esos momentos en que cada uno vuelve a sus cosas. La necesidad que tienen los que se aman de fundirse en una sola carne, en una sola realidad, los empuja hacia un futuro donde lo "tuyo y lo mío" desaparezca y sólo exista "lo nuestro".

Una familia, basada en el amor sano, y en valores comunes es el único proyecto posible de quienes se aman profundamente, pues en la familia se canaliza un estilo de vida que es cotidiano y a la vez estable, es decir pisa la vida en el hoy, y se estira, se zambulle en el futuro. Una familia estable es la única matriz capaz de contener la sagrada gestación de la vida, en sus comienzos y su desarrollo hasta la madurez.

Pero es importante saber que el Proyecto es el fruto maduro de un abandonarse, convencidos, uno en el otro. Que este abandono proviene de la plenitud y la paz que cada uno encuentra en el encuentro con el otro. Que esta paz es fruto del diálogo sustentado en los hechos de la vida. Y este diálogo es la necesidad del encuentro de dos que se sienten enamorados, que quieren encontrarse.

Por eso decimos que estar enamorados es solo la primera etapa de un proceso que termina en un proyecto de vida. Es decir, que no termina nunca, pues un proyecto de vida acaba con la muerte. El proceso tiene la dinámica del amor. Un crecimiento permanente en la relación mutua, en el respeto, en el conocimiento profundo. Un crecimiento en la capacidad de transmitir la vida y mantenerla. Un crecimiento conjunto en la trascendencia. En este proceso es fundamental una constante reflexión sobre sí mismo, y un permanente estado de oración, a fin de dar a cada instante de la vida, el sentido sobrenatural que Cristo nos enseñó, en medio de esta realidad natural, como es el amor de una pareja.

Este es el proceso. Parte por parte, día por día, momento por momento.

Enamoramiento >> Diálogo y hechos >> Paz >> Convicción, abandono y entrega >> Proyecto

Continuará...