Untitled Document

Untitled Document
       

EL AMOR CONYUGAL
NECESITA UNA FILOSOFIA COMUN.

El amor necesita de una filosofía común en la pareja. Una forma similar de entender la existencia que va desde las creencias similares a las actitudes básicas, pasando por una comprensión parecida de la realidad. Así se irá estableciendo la compenetración.

La vida en común no se da hecha, hay que realizarla, inventarla, anticiparse a ella. Pero partiendo de unos criterios más o menos iguales. Si esto no es así, vendrán después las diferencias de interpretación, los puntos de vista diametralmente opuestos, la dificultad de entendimiento y al final, el no poder vivir juntos.

Tiene que haber algo dentro que lo haga funcionar. Ese algo es sobre todo espiritual, aunque tenga una envoltura mixta: cultural y filosófica. Elegir a alguien es preferirle sobre otras personas, ponerle por delante. Quedarse con sus esquemas y aceptarlos como válidos.

El cristianismo ha situado al amor entre un hombre y una mujer en un gran nivel. Lo ha elevado de plano al máximo, pensando que éste es una de las grandes empresas de la vida. Dos existencias se confunden y miran hacia el futuro inspiradas en lo que ha sido la raíz y el fundamento del mundo.

 

Próximo>>