Untitled Document

Untitled Document
       
INTRODUCCIÓN (tiempo de lectura: 3 min.)

Existen en nuestra sociedad cursos de todo tipo, sobre cualquier tema. Lo más importante de nuestra vida pasa por el amor. Y quién nos ha enseñado a amar sana y sabiamente?. Si el fundamento de nuestra existencia es el amor a Dios y al prójimo, si la base de la sociedad es la familia, y la esencia de la familia es el amor... es hora de que aprendamos qué es el amor y cómo se lleva a la realidad de cada día.

Hemos planteado este curso para aprender a amar verdaderamente, es una invitación para que sepamos cómo transitar ese camino del amor, el único que nos salva y que puede ayudar a los hombres a vivir mejor, a encontrar felicidad, a encontrar el Reino de los Cielos en este mundo que nos ha dado Dios generosamente.

Muchas ideas iremos reflexionando, en forma profunda y encarnada, y con esa alegría tan particular que nos plenifica cuando crecemos. Trataremos de encontrar el equilibrio entre la teoría pura, que a veces tan vacíos nos deja, y la realidad concreta que estamos viviendo, en este tiempo, en nuestra familia, en nuestro corazón. Apoyarse en el camino, sentir la tierra bajo los pies, el viento en la cara, el sol, y la mirada en el más alto de los ideales. No somos ángeles, ni tampoco animales.

Amar es pertenecer, entregar, recibir, abrigar, florecer.
El amor es esa fuerza que protege lo más valioso que Dios nos ha dado: la vida. El amor se regocija con la planta que crece, con el nacimiento; se conmueve ante el dolor y la pérdida. El amor nos arraiga al mundo y nos hace volar hacia Dios. Nos enlaza con la vida, y paradójicamente nos libera con la libertad verdadera.

El centro mismo del misterio de la Encarnación, es ese amor maravilloso que no es filosófico sino real, y que no podemos dejar de buscarlo, de pensar en él, elaborar teorías, y vivirlo plenamente.

Esperamos que este espacio sea una guía para todos, que nos ayude a sembrar, a dar luz en la sombra. Pero esto no es algo cerrado, estático, un modelo terminado a seguir. Todo lo contrario. Es un curso formativo dinámico, abierto, donde también se os dará el micrófono a vosotros. No hay recetas para el amor, pero hay un amor que es sano y es sabio y hay otro amor que no lo es. Uno es eterno, y el otro muere, indefectiblemente... tarde o temprano. Recordemos juntos las palabras del mismo Jesús:

"Os doy un mandamiento nuevo: que os améis los unos a los otros . Que, como yo os he amado, así os améis también vosotros los unos a los otros . En esto conocerán todos que sois discípulos míos: si os tenéis amor los unos a los otros." Jn 13,34-35